lunes, 18 de junio de 2018

COMUNICACIÓN POSITIVA



En todo proceso de comunicación existen los siguientes elementos:

  • Emisor. Parte comunicativa que transmite algo a los demás.
  • Mensaje. Información que el emisor envía al receptor.
  • Canal. Elemento físico que establece la conexión entre el emisor y el receptor.
  • Receptor. Parte comunicativa que recibe el mensaje a través del canal y lo interpreta.
  • Código. Es un conjunto de signos sistematizado junto con unas reglas que permiten utilizarlos. El código permite al emisor elaborar el mensaje y al receptor interpretarlo.
El emisor y el receptor deben utilizar el mismo código. La lengua es uno de los códigos más utilizados para establecer la comunicación entre los seres humanos.
  • Contexto. Relación que se establece entre las palabras de un mensaje y que nos aclaran y facilitan la comprensión de lo que se quiere expresar.


¿Qué es la Comunicación eficaz?

Una vez somos conscientes de nuestro estilo comunicativo, tendremos que hacer consciente qué es lo que queremos obtener del proceso que vamos a realizar. En este sentido tendremos en cuenta los siguientes aspectos:
1. Fijar el Foco: Nuestro interlocutor es lo único y más importante que debe existir mientras transcurra la sesión.
2. Saber dónde estamos: ¿Cuál es la situación actual de nuestro interlocutor?
3. Saber dónde queremos llegar: ¿Cuál es nuestro objetivo?
4. Entre los pasos 2 y 3: Apartar obstáculos ¿Cuáles son los próximos pasos a realizar?
5. Recopilar la información recibida durante el proceso y análisis del proceso.

Recuerda que para que un proceso comunicativo sea eficaz es necesario que exista confianza entre las partes.

El diálogo interior

¿Y cómo podemos manejar el diálogo interior? Son diversos los métodos que podemos aplicar. Desde un punto vista simplista los pasos a seguir son los siguientes:
1. Observarnos nuestras voces interiores.
2. Dotamos de personalidad a cada parte.
3. Creamos una conversación entre ambas.
4. ¿Cuál es la intención positiva de cada parte?.
5. Llegar a un acuerdo.


Introducción a la P.N.L

Desde la perspectiva de la Programación Neurolingüística se definen tres maneras de percibir al mundo: la visual, la auditiva y la kinestésica. Desde antes de nacer estamos percibiendo al mundo a través de nuestros sentidos y, hasta la fecha, seguimos percibiendo y aprendiendo a través de ellos. A estas maneras diferentes de ver el mundo les llamamos Sistemas Representacionales:

Visual

En general es una persona con alta energía, siempre anda haciendo algo, su imagen es lo más importante; por lo tanto anda bien arreglada, son personas por lo regular bastante ordenadas, tanto en su persona como en su casa u oficina y, como piensan en imágenes, hablan rápidamente.
Los visuales no solamente los puede uno reconocer por su arreglo personal, sino que, también, cuando hablan, suelen decir frases como: "a simple vista", "está bien visto", "un regalo para la vista", "ya veremos"... Son los predicados verbales visuales.
Cuando hablan tienden a mover los ojos hacia arriba

Auditivos

Los auditivos son personas con un nivel de energía más tranquilo, son personas más sedentarias, su arreglo es bueno y conservador, sin llamar la atención, su discurso es importante, cuidan mucho lo que dicen y por tanto les gusta leer para tener un buen manejo del lenguaje oral. A los auditivos les acompañan términos lingüísticos auditivos como por ejemplo: "inaudito", "llamar la atención", "oídos sordos", "palabra por palabra"... Son los predicados verbales auditivos.
  • El auditivo es un buen oyente.
  • Su voz es más grave.
  • Recuerdan las palabras y no las olvidan porque tienen una gran capacidad para recordar lo escuchado.
  • Una mujer auditiva prefiere que le digan cosas agradables al oído, a un ramo de flores.
  • Hablan con cautela y usan un tono tranquilo y armónico.
  • Recuerdan los nombres de las personas.
  • Ruidos estridentes, chillones, agudos los ponen de mal humor.
El movimiento ocular de los auditivos es hacia la derecha y la izquierda (hacia el oído).


El kinestésico

Los kinestésicos son personas más relajadas. Se les puede reconocer rápidamente por su arreglo personal. Suelen vestirse cómodos, la moda no les interesa, su energía es tranquila y hablan sin prisas, buscan su comodidad, gustan de los deportes y la buena comida, son personas muy sensibles. Los kinestésicos suelen usar expresiones sensoriales como: "es un bálsamo para el espíritu", "camisa de once varas", discusión acalorada", "es un martirio"... Son los predicados verbales kinestésicos.
  • Los kinestésicos se mueven más despacio.
  • Su voz es más grave.
  • Gozan de manera intensa aunque no lo expresan en forma verbal.
  • Desean la cercanía de las personas. Cuando te saludan, te tocan.
  • Les gustan las actividades donde puedan tocar, degustar, sentir algún aroma.
  • Deportes normales y actividades de alto riesgo son sus preferidos.
Su mirada tiende a estar hacia abajo a la derecha.

Alguna característica de cada uno de ellos:

Para desarrollar la parte visual piensa en:
  • En un atardecer y todos sus colores.
  • Una avenida llena de árboles.
  • Tus próximas vacaciones.
  • La casa de tus sueños.

Para desarrollar la parte auditiva escucha:
  • Escucha las olas del mar.
  • Imagina una tonada inventada por ti. -Escucha un coro de niños.
  • Cómo suena el trote de un caballo.

Para desarrollar la parte kinestésica experimenta:
  • El olor de una rosa.
  • Toca una piel muy suave.
  • Saborea tu plato favorito.
  • Siente un hielo en tu mano.


Al hablar de comunicación, en PNL hablamos de procesos sistémicos. La comunicación se produce cuando hay "feed-back", es decir, cuando hay una retroalimentación: el comunicador recibe el mensaje de que el receptor ha recibido la información de forma correcta. Uno de los postulados de la PNL dice que el sentido de la comunicación es la respuesta (la retroalimentación) que se obtiene, sea ésta verbal o no verbal.
La sincronización es la base de la comunicación para la PNL. Consiste en establecer una relación, creando una misma longitud de onda que nuestro interlocutor. Sincronizar significa adoptar los gestos y las actitudes de la persona con la que estamos hablando, con el fin de crear un mimetismo que nos lleve a un clima de confianza. La sincronización puede ser verbal o no verbal, directa o cruzada, reflejada o desfasada en el tiempo (la reformulación es, por ejemplo, una forma de sincronización). Para conseguir una buena sincronización, tenemos que fijarnos en la posición del cuerpo, los movimientos y los gestos. También podemos sincronizar a través de la voz, del tono, del ritmo, el volumen... Y también podemos reflejar las pausas y los silencios.
Podemos sincronizar la respiración, muy útil, por ejemplo, en terapia.
La sincronización permite crear un clima de confianza, pero, al mismo tiempo, permite crear las bases para "guiar" al otro hacia posiciones distintas a la suya.
Una vez que se ha producido la sincronización, podemos ir cambiando los parámetros, de tal forma que será el otro quien nos siga a nosotros. En terapia una vez sincronizado el cliente, se cambian los parámetros para hacerlo salir de su estado hacia un estado más abierto o positivo.

Escucha activa


"Nos involucramos en la conversación"
Escuchar es sin duda el acto más importante de la comunicación y probablemente al que menos tiempo dedicamos.

¿Es lo mismo escuchar que oír?

La diferencia fundamental entre oír y escuchar está en la intención. Cuando escuchamos lo hacemos intencionadamente, mientras que cuando oímos lo hacemos independientemente de nuestra voluntad. Por eso podemos oír sin querer y es imposible escuchar sin querer, porque cuando escuchamos lo hacemos con una intención, con un para qué. Escuchar lleva emparejada la idea de finalidad.

¿Qué es la Escucha Activa?

Daniel Goleman en su libro "Inteligencia Social" lo expresa del siguiente modo:
La escucha verdadera, me obliga a sintonizar con sus sentimientos, permitiéndole expresar lo que tenga que decir, de un modo tal que la conversación sigue el rumbo que ambos decidimos. Y cuando este tipo de escucha se da en ambas direcciones, se establece un auténtico diálogo en el que los participantes adaptan sus comentarios a lo que el otro siente y dice”.
Saber escuchar constituye un rasgo distintivo de los mejores directivos, maestros y líderes. Y también es una de las 3 habilidades que, según las organizaciones, distinguen a los mejores profesionales de ayuda (como médicos o trabajadores sociales)”.
La escucha atenta y cuidadosa orienta nuestros circuitos neuronales hacia la conexión y nos sintoniza en la misma longitud de onda que nuestro interlocutor.
 
María Jesús Alva Reyes en su libro "Emociones que hieren" lo expresa:

"Escuchamos activamente cuando estamos atentos a todo el proceso de la comunicación y no únicamente al mensaje verbal. Para ello tenemos que demostrar a la otra parte que le estamos escuchando:

¿Cómo demostrarla?

  • Mirándole directamente a los ojos.
  • Cercanía física y postura ligeramente inclinada hacia delante.
  • Expresión facial de atención (“interés”).
  • Movimientos de cabeza y/o manos.
  • Reflejar en nuestro rostro la emoción del otro.
  • Sonreír.

Verbalmente:

  • Emitiendo palabras que demuestren nuestra atención y apoyo.
  • Preguntas.
  • Añadiendo alguna palabra cuando la otra parte lo requiera.
  • Repitiendo ocasionalmente los aspectos más destacados.Recapitulando/resumiendo lo dicho.
  • Sin interrumpir.


Obstáculos de la Escucha Activa:

  • Querer ocuparnos de muchas cosas a la vez.
  • El ensimismamiento y preocupación en nosotros mismos reducen nuestra atención en el exterior.
  • La tentación de la solución.
  • La proyección personal, es una construcción personal de la realidad del otro.
  • Las interrupciones.
  • Los consejos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario